Jóvenes practicando deporte

                Prueba de esfuerzo

Prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo, también llamada ergometría, es una herramienta de diagnóstico del estado de salud que sirve para prevenir lesiones y descartar factores de riesgo y enfermedades latentes que contraindiquen la práctica deportiva.

INCLUYE:

  • Electrocardiograma en reposo y durante el esfuerzo.
  • Ergometría indirecta: prueba de esfuerzo en cinta continua o bicicleta estática, según criterio médico.
  • Exploración locomotora y cardiovascular.
  • Informe médico.
  • Certificado médico para pruebas específicas o para la práctica de deportes federados, si el paciente lo solicita.
Prueba de esfuerzo Plus

Prueba de esfuerzo plus

INCLUYE

  • Electrocardiograma en reposo y durante el esfuerzo.
  • Ergometría directa: prueba de esfuerzo en cinta continua o bicicleta estática, según criterio médico, con estudio de gases.
  • Exploración locomotora y cardiovascular.
  • Informe médico.
  • Antropometría, según criterio médico.
  • Certificado médico para pruebas específicas o para la práctica de deportes federados, si el paciente lo solicita.

Para qué sirve una prueba de esfuerzo

Una prueba de esfuerzo permite:

  • Diagnosticar patologías susceptibles de tratamiento y enfermedades no detectadas o que no presentan síntomas.
  • Identificar alteraciones músculoesqueléticas, en especial lesiones no bien rehabilitadas, y planificar una terapia.
  • Orientar al deportista sobre qué actividades puede o debe realizar, con el objeto de preservar su salud y mejorar su rendimiento deportivo.
  • Asesorar al deportista en la planificación del entrenamiento para la optimización de su rendimiento deportivo.

En qué consiste la prueba de esfuerzo

La ergometría indirecta o directa consiste en la monitorización de las constantes cardiorrespiratorias mientras el deportista realiza ejercicio sobre una cinta continua o una bicicleta estática.

Se colocan unos electrodos adhesivos en el tórax del deportista que están conectados a un monitor de ECG para seguir la actividad cardiaca, en tiempo real durante la prueba de esfuerzo.

La prueba se inicia en reposo y sigue con actividad física, primero con una velocidad suave, que se va incrementando hasta llegar al nivel máximo de esfuerzo.

En el caso de la ergometría directa, se realiza también el análisis de los gases, para lo cual el deportista se coloca una mascarilla conectada a un analizador de gases. Con ello se consigue valorar el intercambio gaseoso en esfuerzo y conocer la capacidad que tiene el individuo para adaptarse a los diferentes niveles de esfuerzo exigidos.

Durante la prueba de esfuerzo podrían registrarse también los niveles de lactato que genera el metabolismo, para valorar la respuesta del organismo en condiciones de determinadas cargas de trabajo. Esto se hace bajo criterio médico o solicitud del paciente.

Nuestros especialistas valorarán los informes previos que aporte el deportista y podrán adaptar la prueba de esfuerzo a sus necesidades.

Cuánto dura una prueba de esfuerzo

La duración total de la visita es de unos 60 minutos. La prueba de esfuerzo no tiene una duración preestablecida, ya que nos adaptamos a cada deportista y sus capacidades.

Cómo debe acudir el paciente a consulta

El paciente debe llevar ropa cómoda, con la que normalmente haga ejercicio, así como zapatillas deportivas. Nuestras instalaciones cuentan con vestuario y ducha.

Requiere de preparación previa o cuidados posteriores

Es conveniente acudir a la prueba de esfuerzo pasadas 1.30h-2h desde la última comida y no justo después de un entreno o prueba.

Para quiénes está indicada y cuándo hacerse una prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo está indicada para deportistas de cualquier nivel, así como para personas que no realizan deporte habitualmente pero que pueden estar en riesgo de sufrir un evento cardiaco.

En caso de deportistas, está especialmente indicado al inicio de la temporada, antes de participar en una competición y para planificar los entrenamientos.

Es conveniente que las personas que se inician en la práctica de un deporte se realicen una prueba de esfuerzo.

Como resultado de una prueba de esfuerzo podrían generarse consultas secundarias.

“Muchos de los problemas que aparecen en el terreno deportivo se podrían prevenir con una revisión médica periódica y a conciencia.”

Dr. Franchek Drobnic, especialista en Medicina del Deporte

Dónde estamos

Edificio Sant Joan de Déu Numància

Calle Numància 7-9-13 08029 Barcelona

Cómo llegar

Transporte público y privado

Metro L3 y L5 y Rodalies de Catalunya, parada Sants Estació
Autobuses 27, 78, 109, 115, D40, H0, V7
Disponemos de aparcamiento

Contacto

Tu mensaje ha sido enviado. Gracias por ponerte en contacto con nosotros.

Pide cita o más información

TARIFAS
La Unidad de Medicina del Deporte Clínic-Sant Joan de Déu es una unidad privada. No trabajamos con compañías aseguradoras o mutuas. Si te interesa conocer nuestras tarifas, contacta con nosotros y te informaremos.

Enviando...